• Legalidad: la asignación, distribución y ejercicio de las competencias de la Administración Publica se sujeta a lo establecido en la normativa legal establecida, en garantía y protección de las libertades públicas que consagra el régimen democrático, participativo y protagónico. “La Constitución y la Ley definirán las atribuciones de los órganos que ejercen el Poder Público, a las cuales deben ejecutarse las actividades que realicen.” La Administración Pública se organiza y actúa de conformidad con el principio de legalidad, por el cual la asignación, distribución y ejercicio de sus competencia se sujeta a la constitución de la República Bolivariana de Venezuela, a las leyes y a los actos administrativos de carácter normativo, dictados formal y previamente conforme a la ley, en garantía y protección de las libertades públicas que consagra el régimen democrático a los particulares.
  • Eficacia: la actividad de los órganos y entes de la Administración Pública Municipal perseguirá el cumplimento eficaz de los objetivos y metas fijadas en las normas, planes y compromisos de gestión, bajo la orientación de las políticas y estrategias de la Alcaldesa. Todo ello se corresponderá y se ajustará al cumplimiento de su misión. Los entes de la Administración Pública deben perseguir el cumplimiento eficaz de los objetivos y metas fijadas en las normas, planes y compromisos de gestión; así como la evaluación y control del desempeño institucional y de los resultados alcanzados.
  • Rendición de cuentas: las funcionarias y funcionarios de la Administración Pública deberán rendir cuantas de los cargos que desempeñen, en los términos y condiciones que determine la ley.
  • Transparencia: es la predisposición de uno mismo y de todos. El principio de transparencia implica que el actuar de la Administración se deje ver como a través de un cristal, constituye una extensión del principio de publicidad el cual supone una posición activa de la administración, mientras que la transparencia se enfoca en permitir que el poder publico y su accionar se encuentren a la vista de todos, sin velos ni secretos, en una situación tanto pasivas como activa: dejar ver y mostrar.
  • Responsabilidad: es la voluntad del individuo de asumir las consecuencias de sus decisiones, persiguiendo beneficiar a la sociedad. El ejercicio del Poder Público acarrea responsabilidad individual por abuso o derivación del poder o por violación de esta Constitución o de la Ley.
  • Honestidad: es la actitud consecuente del individuo, signado por actuar basado en sus principios y por la predisposición de comunicar la verdad, más allá de sus intereses, buscando en todo momento el bien común.
  • Solidaridad: capacidad del ser humano de sentir empatía por otra persona y ayudarla en los momentos difíciles, es un sentimiento de unidad en el que se buscan metas e intereses comunes.
  • Servicio: servir implica ayudar a alguien de una forma espontánea, es decir, adoptar una actitud permanente de colaboración hacia los demás sin esperar nada a cambio. Una persona servicial traslada esa actitud a todos los ámbitos de su vida: en su trabajo, con su familia, ayudando a otras personas en la calle con destalles que parecen insignificantes, pero que van haciendo la vida más reconfortante.
  • Humildad: consiste en aceptarnos tal como somos con defectos y virtudes, sin hacer alarde de nuestras posesiones materiales o de gran conocimiento intelectual, para ser humilde no se puede ser pretencioso, egoísta o interesado.
  • Sinceridad: identifica a los seres humanos por tener una actitud acorde con sus principios y congruente con los mismos, siendo honestos para con todos. Una persona sincera siempre dirán la verdad.